Sobre mí:


`` No se fracasa hasta que no se deja de intentar´´

viernes, 30 de noviembre de 2012

- Preparación Triatlón Titán Sierra de Cádiz:


-Es difícil escribir algo tan grande en unas pocas de lineas, pero se puede intentar:

              Todo empezó exactamente hace dos inviernos, Cuando mi compañero Damián, que acababa de conocer, me habló de una durísima prueba, ´´El Titán de Cádiz´´. No se por qué, pero desde un principio me llamó la atención. Tanto me llamó que cuando, por experiencias que me contaba, vídeos de Internet y, las ganas que tenia de conocer la Sierra de Cádiz hicieron que se convirtiera en uno de mis objetivos.

          No fue hasta este año cuando, habiendo realizado ya bastantes pruebas y con un nivel aceptable, me veía capaz de dar el paso y poder hacer la prueba.

    Me gustaría hacer un paréntesis con tema que estoy comprobando últimamente  Y es  que, mucha gente, se propone hacer como reto un Medio-Ironman, o un Ironman, eso esta bien, pero lo que no puede hacerse es intentar hacer un Ironman si solo llevas un Sprint en las patas...Cuando tu piensas en las distancias, son fáciles recorrerlas mentalmente, otra cosa es cuando las estas sufriendo en directo, y que sabes que como mínimo, son 9-10 horas de esfuerzo extremo, siempre que vayas con un nivel bastante alto, si no vas preparado te vas fácilmente a las 15-16 horas, si es que terminas. Un Ironman, como un UltraTrail o pruebas similares, no son ninguna tontería, y requiere años de entrenamiento y experiencia, no meses, que no se olvide.



 Habiendo terminado las pruebas Regionales y el Campeonato de España de TriCross, y después de descansar algunos días, comenzó la preparación de El Titán. Mas de medio verano y el mes de Septiembre para preparar la prueba. Empecé poco a poco a meter volumen en la bici, intercalándolo con salidas en la famosa grupeta de los Alcázares, frecuentada a veces con ciclistas de la talla de Alejandro Valverde, en la que tienes que apretar muy mucho los dientes si no quieres descolgarte. La natación la dejé un poco de lado,  entrenándola tan solo un par de veces por semana, pero con sesiones bastante largas, todas sobre 3500-4000m . La carrera a pie iba metiendo mas kilómetros pero siempre con bastantes fartleks para no perder velocidad. A principios de Agosto, mi familia y yo fuimos a terminar de pasar el mes a mi pueblo, Cazalla de la Sierra (Sevilla), un lugar espectacular en el que poder entrenar la bici, ya que tiene multitud de carreteras en perfecto estado, y casi sin trafico, ademas sin un tramo llano. Y la carrera a pie, puff, acostumbrado a correr por el paseo marítimo, tener la oportunidad de elegir un recorrido distinto cada vez que sales es una gozada, y siendo cualquiera de ellos espectacular:



 Caminos y paisajes por los que suelo entrenar cuando voy a mi pueblo...Como los echo de menos!!







( El arco-iris no suele estar siempre...)

 



           A los 4 días de llegar, con motivo de las fiestas del pueblo, se iba a celebrar la milla urbana. Yo por supuesto iba a participar, aunque los días anteriores de entrenamiento no me encontraba físicamente bien, y moralmente no se porque, pero tampoco me encontraba fino. Habiéndome metido unos pocos de kms en bici antes de la carrera, me inscribí en la milla, y a correrla. Tres vueltas en un circuito en pendiente y giros de 180º, y salida aparte de Juniors. Parecía fácil, y mas cuando al empezar empiezo mas fuerte que el resto y me quedo solo en cabeza a 10-15 m de los demás participantes. A buen ritmo completé las dos primeras vueltas, pero ya se empezaba a acusar el cansancio, y mas cuando por atrás me paso uno hecho un tiro, al que persigo, pero en el giro...me resbalo y caigo, llevándome por delante una valla, y me terminan pasando otros dos participantes. Hago un gran esfuerzo para pillarlos, pero me quedo a un par de metros de pillarlos, entrando 2º, 3º y 4º en dos segundos. Para una vez que compito en mi pueblo que me puede ver la familia y los amigos,  me caigo, quedo 4º!! Si moralmente estaba mal, ahora estaba mucho peor, y con un dolor de piernas impresionante.

   Todo cambió con una llamada, la de Manuel Ramos Fernández, una verdadera máquina de correr que tiene la friolera marca de 1:09:20 en media maratón, además de correr triatlones, duatlones, cortos, largos, road, trail...Lo que le pongan delante.

   Los planteamientos de los entrenos cambiaron, la mayoría de los días era: Madrugar, coger la bici, hacer un recorrido de 20 km con subidas de varios kms para llegar a su pueblo, cambiarme, y a correr, tiradas de 10-12 km terminando con algunas series cortas a velocidades que hacían que no te quedases con ganas de mas, o tiradas de 20 km por recorridos impresionantes en los que, Manuel Atienza, compañero de entrenamientos la mayoría de los días  se encargaba de dejar agua en puntos del recorrido para sofocar el intenso calor que teníamos que soportar. Después de estos entrenos había dos opciones: O soltaba piernas en bici otros 20 kms de vuelta, o hacia algunos kms mas, creo que casi todos los días hacia la primera opción.  Milagrosamente las piernas fueron descargándose  cogiendo volumen poco a poco, y me lo estaba pasando pipa. Otros días cogía la bici y hacia rutas en las que en 80 km llegué a beberme 5 litros de agua. Series en subida, transiciones por circuitos a pie totalmente rompe-piernas  hicieron que me encontrase y disfrutase como nunca. Además, Manuel Ramos me aconsejo bastante sobre estrategias de carrera y alimentación que me vinieron bastante bien.

 


    Subida a Sierra Espuña con Antonio Funes
     ( Finisher del Ultratrail de Montblanc).
   A tope, llegué a Los Alcázares, pero la cosa no había hecho nada mas que empezar. Después de una recuperación de mates desastrosa ( se notaba la falta de estudio...), mis objetivos se centraron en estudiar dibujo y entrenar. Casi sin darme cuenta empezaron a llegar las series en bici de Clemente Alonso, todas en salidas de ciento y pico kms. Empezamos haciendo unos 6x5 min fuerte, y recuerdo que el último entreno fue 3x30 kms a una media de 35-36 km/h, en la última con petardazo incluido. También incluía bastantes subidas, una de ellas fue la subida al pico mas alto de Sierra Espuña, 25 kms de subida, 1h 20 min subiendo, 1400m de desnivel positivo. La natación no me preocupaba mucho para la carrera, ya que había nadado distancias muy parecidas, así pues, solo iba de  vez en cuando a la piscina y nadaba unos metrillos (3500/4000), terminando siempre con buenas sensaciones.
 En la carrera a pie, la estrategia fue acumular muchos kms, salidas en ayunas y tiradas larguitas, hicieron que rodar a un ritmo de 4,30-4,20 min/km no costase demasiado, aunque fuera a costa de perder velocidad. También recuerdo un entreno bestia, un 5x3000 m en los que se empezaba a rodar a 4 min/km, y se terminaba a 3,30 min/km, o por debajo.  Como entrenamiento de calidad, me inscribí en el I Triatlón de la Manga, en el que me fue bastante bien, siempre en mi cabeza sabiendo que no iba a competirlo, pero me note bastante la falta de velocidad que antes mencionaba. La última semana antes de la competición, carreras a pie muy suave y un poco de piscina, aunque los 3 días antes ``Descanso total´´, y lo pongo entre comillas porque no paré en ningún momento.




   

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada